Hasta las páginas de sátira sufren con el algoritmo de Facebook

Captura de pantalla 2016-02-14 a las 8.26.15 a.m.

Así le sacaron el jugo en Actualidad Panamericana a la polémica por un contrato en el que la Casa de Nariño pagó 15 millones de pesos por 400 cajas de almendras.

Por: @kpdelahoz

Actualidad Panamericana es la reina de la sátira web en Colombia. Fieles a los personajes y las noticias que dan de hablar, sus administradores construyen versiones ficticias y divertidas que cualquier desprevenido podría tomar por ciertas. Son mordaces, osados, atrevidos y muy creativos. Tienen página web, versión impresa, dictan conferencias y hasta sacaron libro. Más de 78 mil usuarios los siguen en Twitter y tienen 186 mil fans en Facebook.  

Los asusta más caer en Datacrédito que volverse banales. Los financian DMG, Interbolsa y un consorcio del que también hace parte la Fundación Natalia Springer (es broma o por lo menos eso nos dijeron). Los leen principalmente en Bogotá y su público tiene entre los 18 y 35 años.

A la hora de hablar de las dinámicas de internet el humor no se les agota. En clara alusión al algoritmo de Facebook aseguran que “están tramitando admisión a distintas logias masónicas” para ver si se encuentran a los responsables de organizar el newsfeed de Facebook. También aseguran que la carrera por cumplir las metas de tráfico es lo que lleva a algunos portales a publicar historias de extrañezas como “cerdos satánicos, mujeres con tres senos y bancos con todas las ventanillas atendiendo”.

En Colombia AP es sinónimo de Actualidad Panamericana y no de Associated Press, poco importa que la primera tenga dos años y medio y la segunda 169 años de tradición. Así de desagradecida o agradecida, dependiendo de la perspectiva de cada uno, es internet.

Ustedes consiguen lo que muchos editores de audiencias sueñan, que los lectores se sienten en un café o en una reunión familiar a hablar de sus historias. ¿Cómo lo logran?
Con frecuencia nos hacemos la misma pregunta, estamos convencidos de que la respuesta la tienen los mismos lectores. Nosotros especulamos con que la independencia, el ser políglotas digitales –esto es, hablar los distintos lenguajes de la red-  y el haber llenado un vacío que claramente existía más algo de sentido del humo algo ayuda.

¿Cuáles son los temas y/o los personajes que siempre la sacan del estadio en Actualidad Panamericana?
Nosotros no seríamos nada sin los mesías contemporáneos: Álvaro Uribe, Enrique Peñalosa, Gustavo Petro, por ejemplo. Por lo demás, James, Juanes, Shakira, que son los únicos tres colombianos realmente famosos, hecho que atormenta a los escritores locales que viven convencidos de que son ampliamente reconocidos en todos los estratos, el fútbol y los dramas cotidianos –radicar con éxito una cuenta de cobro- son los que más avalanchas de visitantes únicos desencadenan.

¿Qué papel juega Facebook en su estrategia de difusión de contenido?
Es fundamental. Tanto que estamos tramitando admisión a distintas logias masónicas a ver si en alguna están los responsables de escoger qué medios harán parte de sus nuevas estrategias en las que privilegian ciertos contenidos sobre otros. Sabemos que el día que eso ocurra viviremos nuestro propio fenómeno del niño –y de la niña, porque somos incluyentes- en materia de tráfico.

Demográficamente hablando, ¿quiénes componen su público?
Diez por ciento ciudadanos de a pie, noventa por ciento rabiosos seguidores de falsos mesías propensos a la indignación fácil e inútil. Hablando en serio, predominan los hombres, entre 18 y 35 residentes en Bogotá.

Ustedes cuentan con el valioso patrocinio de DMG e Interbolsa, ¿quiénes más los financian? ¿Por qué no le reciben dinero a Google AdSense?
Nos financia un consorcio del que hacen parte el comunismo internacional, la masonería, el Opus Dei, Tradición Familia y Propiedad y la Fundación Natalia Springer para la búsqueda de la verdad. Sí, si recibimos monedas de Google que gastamos en las almendras de nuestras oficinas.

Entiendo que AP tiene versión impresa que circula en las universidades. ¿Lo jóvenes colombianos sí leen? ¿Todavía queda gente que paute en un impreso?
No solo leen, sino que también cantan, dibujan, crean y se reproducen; esto último, para desgracia de Profamilia. Esta es una sociedad muy goda, en esa medida, incluso entre los jóvenes, que a veces parecen más conservadores que sus abuelos, el papel impreso tiene todavía un estatus superior a los megabytes. Esto lo saben los anunciantes que han confiado en nosotros.

Cuando a un medio le dicen: “Esa noticia parece de Actualidad Panamericana”, ¿ese medio se debería sentir halagado u ofendido? ¿Qué dice un comentario como ese de la realidad de Colombia?
Estudios nos indican que la recurrencia de tal comentario se dispara a fin de mes que es cuando los encargados de responderle a los dueños por el cumplimiento de las metas de tráfico en redes viven sus horas más amargas y se ven obligados a buscar rarezas como cerdos satánicos, mujeres con tres senos y bancos con todas las ventanillas atendiendo para sobrevivir. En esa medida nos posee Sergio Fajardo en este momento y simplemente respondemos: ni halagados ni ofendidos, simplemente es la dura realidad.

Sobre el otro interrogante diríamos que simplemente confirma nuestro desconcierto cada vez que nos preguntamos por qué, con una realidad tan sumamente fértil, nadie había intentado antes capitalizarla para el humor y valiéndose de la parodia como lo hemos hecho nosotros. O si alguien lo hizo, por qué no tuvo éxito.  

Quienes hacemos titulares para web sabemos que no siempre es fácil dar con un buen título, ¿cuál es su consejo para los periodistas que quieren ser tan buenos titulando como ustedes?
¿En Colombia? Ser lo más fieles posibles a la realidad, ella se encargará del resto.

Entre tanto funcionario que se traga entero todo lo que publican, ¿cuál es la historia que más recuerdan? ¿Cómo evitan la tentación de montarsela a quienes se la pasan dando papaya? ¿o no la evitan?
La del entonces senador Juan Carlos Vélez indignado por los casos de sobredosis de marihuana en Colorado horas después de su legalización. Y la recordamos, en primer lugar, porque no fue nuestra sino de The Onion; porque fue la que nos inspiró a darle el ‘estartazo’ al proyecto y, sobre todo, porque hoy muchos nos la atribuyen con mucha frecuencia. Tal cosa la atribuimos como un indicio de que el alumno –nosotros- puede haber sino superado, al menos igualado al maestro, The Onion.

Respecto a lo segundo podemos decir que lo único que está repartido de manera equitativa es la ridiculez de los poderosos. En esa medida, aunque sí tenemos una app desarrollada por dos emprendedores paisas que nos ayuda a mantener el balance político e ideológico en nuestros contenidos, este se da de manera natural. ¿O no vieron las reacciones de Petro y de Peñalosa a los disturbios en Transmilenio el miércoles?

¿Los asusta volverse banales?
Nos asusta más caer en Datacrédito. Pero sí, es un hecho comprobado por la ciencia que las hormonas del enamoramiento no sobreviven los tres primeros años de la relación. Llevamos dos y es nuestro reto prepararnos para la siguiente fase, en la que mermará la química y será necesario sentar las bases para una convivencia constructiva para ambos –nosotros y audiencia- que nos permita envejecer juntos y felices.

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s