Lecciones del caso del ‘youtuber’ que colapsó la Feria del Libro

Germán Garmendia

Germán Garmendia en la Feria del Libro de Bogotá. Foto: Cristian Garavito.

Por: @kpdelahoz

La Feria del Libro de Bogotá, en su edición de 2016, fue escenario de una inusual situación: cientos de jóvenes se agolparon a las afueras de Corferias, escenario habitual del evento, intentando ingresar a la Feria. Todo sucedió el sábado 23 de abril, día en que se presentaban, entre otros, el controvertido Fernando Vallejo, el eterno candidato al Nobel, Cees Nooteboom, Tomás González, Santiago Gamboa, Pablo Montoya, Alfredo Molano y el combo enmascarado de Actualidad Panamericana. Sin contar con la oferta para homenajear a Cervantes y Shakespeare.

En el Gran Salón Literario de la Feria empezó a correr la voz de que los jóvenes iban tras un ‘youtuber’ que estaba firmando libros. El rockstar era Germán Garmendia, famoso por su canal de YouTube “Hola soy Germán”, que, el 24 de abril, contaba con 27 millones de suscriptores. Repito la cifra para los editores web y directores de medios que tratan de llegar al público joven: 27.371.499 millones de suscriptores.

Para entender la dimensión de esta cifra usaré como referencia los canales de YouTube de BBC, CNN y The New York Times, que tienen 3.150.946, 1.322.059 y 670.344 suscriptores, respectivamente. Permítanme la irresponsabilidad de decirlo en estos términos: “Hola soy Germán”: 27 millones – BBC: 3 millones

Comparado con los medios colombianos, el panorama es el siguiente. Caracol TV tiene 87.828 suscriptores; El Espectador, 52.552; El Heraldo, 36.299; Revista Semana, 23.671; El Tiempo, 17.147; y El Colombiano, 3.887. (Todas cifras verificadas el mismo día). Siguiendo con la irresponsabilidad, si me permiten: seis medios colombianos: 221 mil suscriptores – “Hola soy Germán”: 27 millones.

¿Por qué es relevante hablar de Germán Garmendia? Porque fue el protagonista del sábado en la Feria. Su presencia hizo colapsar Corferias, agotó boletería y puso en aprietos a la logística del evento, que tuvo que pedir refuerzos a la Policía. Debo confesar que fui de las que estuvo en el trancón para llegar a Corferias, que casi no logro entrar y que mi primera reacción fue: “¿Un youtuber?: por eso es que estamos como estamos”. Después de este disclaimer, y luego de regresar a mi estado zen, estas son mis reflexiones para los medios de comunicación sobre lo que pasó en la Feria del Libro:

  • Nadie lo vio venir. Esto le pasó incluso a los organizadores, que no tomaron las medidas necesarias para evitar el caos que se armó en Corferias. Y este es el mismo problema de los medios que buscan captar al público joven: no ven venir las tendencias. No saben lo que están consumiendo los jóvenes. No dimensionan las cosas que son importantes para ellos. Prueba de esto es que la firma de libros de Garmendia no fue un tema relevante en ningún medio colombiano hasta que se armó el caos. Pero los jóvenes no necesitaron a los medios para saber que su ídolo estaba en Corferias. Él les dijo que estaría esperándolos para “conocerlos frente a frente, abrazarlos, estrecharles la mano, darles un Hi5”. Lo hizo con un video anunciando el lanzamiento de su libro, “#ChupaElPerro”.

  • Los jóvenes sí consumen contenido. Consumen contenido con el que se conectan emocionalmente. Consumen contenido relacionado con sus problemas diarios: lidiar con sus hermanos, con sus papás, con sus amigos, con sus profesores, con su crush, con sus ex. Hablan de videojuegos, de amores platónicos, de la Friendzone, de las relaciones a distancia, de los exámenes. Esas son las necesidades que Germán Garmendia satisface. No trato de decir que la solución para los medios es replicar a Germán, pero me parece pertinente que hagan un esfuerzo por entender por qué su modelo es exitoso. Lo fácil es meter a este chileno en el saco de las trivialidades, “otro youtuber hablando de maricadas”. Pero la realidad es que hay muchos jóvenes que lo están escuchando. De allí, con seguridad, hay elementos para rescatar.
  • El cómo es importante. Los jóvenes aman el video. Pero no se enganchan sólo con el formato. Se identifican con un autor. Valoran tener la oportunidad de participar, ya sea a través de comentarios o de preguntas. Aman sentirse parte de algo, encontrar a alguien que los represente, que les dé voz, que los divierta. Los medios deben considerar todos estos elementos al usar el formato. No se trata sólo de hacer video porque éste representará 79% del tráfico en 2018 (Cisco 2015) o porque en los últimos dos meses Facebook ha anunciado tres cambios de algoritmo que privilegian este recurso. Entender los hábitos de consumo del público al que se pretende llegar es prerrequisito para hacer un video que enganche.
  • Todos ganan con las redacciones diversas. Lo hace el público porque obtiene mayor representación, más temas conectados a sus necesidades. También el medio porque incrementa su probabilidad de ampliar su audiencia (y por ende sus ingresos). Germán Garmendia es un tema que hubieran podido anticipar los jóvenes, los periodistas con hijos adolescentes o los gomosos de YouTube en una redacción. Una buena forma para conectarse con la audiencia joven es tener periodistas jóvenes que compartan sus problemas y necesidades. Pero más allá de este caso puntual, son muchos los temas que una redacción diversa puede sortear mejor que una homogénea. (Recomiendo: Diversity is good for news).

PD. Busqué información sobre Germán Garmendia en los medios colombianos y la mayoría de los resultados estaban relacionados con el caos que generó su llegada a la Feria del Libro. Sólo encontré dos medios que hablaron con el Youtuber antes de su presentación en Corferias:  Los consejos para youtubers de Germán Garmendia (HolaSoyGerman) ‘#Chupaelperro’, el libro del youtuber chileno ‘Hola soy Germán’. Curiosamente, no encontré ningún artículo dedicado al libro. 

30 Comments

  1. Este tipo German es muy bueno y muy de acuerdo en que esto es lo que le gusta a los jóvenes , personas que muestren su vida a cada instante y que a la vez sea graciosa .

    Responder

    1. Pienso que lo que debemos comprender es:
      Por un lado, que los jóvenes buscan a alguien o algo con que identificarse, sentirse reconocidos e importantes, y esto es precisamente lo que hace Germán Garmendia, quien por medio del canal de comunicación You Tube, le entrega a los muchachos encuentros (videos) de 5 minutos semanalmente, donde les cuenta experiencias de su vida personal con mucha energía y con un lenguaje (corporal y verbal) sencillo y claro, y por lo general termina con un mensaje positivo que sirve como guía en esos caminos tan tormentosos y vulnerables en los que está expuesta la adolescencia.
      Y por otro lado, esta misma generación de una u otra manera esta “mamada” de los mismos discursos que se han debatido a lo largo de esta civilización (si es que se le puede llamar así), que la lucha de poderes, la indiferencia social, la ineptitud política, la corrupción pública, la violencia, etc.; y que quede claro que NO estoy queriendo decir que no sean puntos prescindibles para el desarrollo de una sociedad, lo que pasa es que los jóvenes han sido unos de las grandes victimas de todas las sociedades, son los relegados, son los que no saben pensar, son los incultos, son los que se portan inapropiadamente, son los que dicen bobadas, para los que no tenemos tiempo, y además ahora deben cargar con la responsabilidad de reflexionar sobre los temas que los adultos letrados y académicos consideran que son los importantes.
      Tampoco estoy queriendo decir que en gran parte esta generación NO debe de encargarse de las “cagadas” de su ascendencia evolutiva, claro que no; pero pienso que hay que empezar por reconocer sus lógicas, sus hábitos, sus discursos, su lenguaje, darles el puesto que corresponde como seres pensantes y participantes, y luego seguir con la discusión sobre los temas correspondientes a debatir o a reflexionar.
      Por esto entre otras cosas, como la herramienta tecnológica, el cambio de la lectura impresa al texto virtual, los productos multimedia, el avance tecnológico, etc., es lo que ha generado este bum mediático y más que mediático un bum real en el que esta comunidad resulto inmersa y atraída.
      Así que no seamos tan facilistas y tan Pilatos (lavándonos las manos) señalando y dictando sentencias definitivas.
      Los invito a que busquen y vean unos cuantos videos de lo que les genera tanto escozor….Un saludo…

      Responder

  2. Gran reflexión. Hoy quienes trabajamos en los medios de comunicación somos testigos de cómo las nuevas audiencias han tejido su propio ecosistema informativo. Uno que responde a sus intereses y lo más importante: en el que ellos mismos son protagonistas. Señoras y señores, los ‘Millenials’ no necesitan a los medios tradicionales. Hora (un poco tardía) de reinventarnos.

    Responder

      1. No se trata de poner apodos, se trata de agrupar a las personas de acuerdo a su forma de actuar para poder comprender los cambios que han tenido. Los adolescentes de hoy en dia no son los mismos de hace 10 o 20 años atras, asi mismo, los trabajadores o adultos de estos años, son totalmente distintos a los de hace 20 años atras. Es un tema de cambios en percepciones,metas,gustos, socializacion etc.😉

  3. Me gustó el artículo, le da un giro diferente a todo lo que se dijo en medio del caos. Al final, ser ‘Youtuber’ no es una enfermedad y contrario a lo que muchos piensan, quienes los siguen no son idiotas. La gente debería calmarse y no armar alboroto por el éxito de un formato que no entienden.

    Responder

    1. lo mismo decía tu padre de ti, probablemente.
      La juventud no está perdida, es sólo que busca su propio amino, que no tiene por qué ser el mismo de la generación anterior

      Responder

    2. Por favor. Lo primero a entender es que YouTube es una red de ENTRETENIMIENTO. Critiquen a Strecci, a DebRyan, a Mujer Luna Bella. Como sé que no entenderán de quienes hablo, lo resumiré en una palabra que abarcará netamente el contenido de sus vídeos: “Sexo”. Pero, ¿Germán? Por favor. Germán es de los Youtubers más sobrios y discretos del plantel,m. Sólo necesitó ser “divertido” para llegarle al público. Generalmente, esta gente que no sabe nada acerca de este mundo audiovisual tiende a criticar a primera, pero ni se alcanzar a imaginar lo que hay más allá. Mientras que unos hacen “Retos de Esperma”, Germán habla de “La Familia”. Tómense la tarea de investigar, de conocer un poco más, y de saber crear un argumento un poco más sólido.

      Responder

  4. He visto algunos videos de Germán y me dan mucha risa. Soy uno de esos 27 MM.
    Me gustó tu publicación, le das un enfoque totalmente diferente y cómo sugieres a los medios/organizadores a indagar antes de…
    Saludos!

    Responder

  5. Pienso que lo que debemos comprender es:
    Por un lado, que los jóvenes buscan a alguien o algo con que identificarse, sentirse reconocidos e importantes, y esto es precisamente lo que hace Germán Garmendia, quien por medio del canal de comunicación You Tube, le entrega a los muchachos encuentros (videos) de 5 minutos semanalmente, donde les cuenta experiencias de su vida personal con mucha energía y con un lenguaje (corporal y verbal) sencillo y claro, y por lo general termina con un mensaje positivo que sirve como guía en esos caminos tan tormentosos y vulnerables en los que está expuesta la adolescencia.
    Y por otro lado, esta misma generación de una u otra manera esta “mamada” de los mismos discursos que se han debatido a lo largo de esta civilización (si es que se le puede llamar así), que la lucha de poderes, la indiferencia social, la ineptitud política, la corrupción pública, la violencia, etc.; y que quede claro que NO estoy queriendo decir que no sean puntos prescindibles para el desarrollo de una sociedad, lo que pasa es que los jóvenes han sido unos de las grandes victimas de todas las sociedades, son los relegados, son los que no saben pensar, son los incultos, son los que se portan inapropiadamente, son los que dicen bobadas, para los que no tenemos tiempo, y además ahora deben cargar con la responsabilidad de reflexionar sobre los temas que los adultos letrados y académicos consideran que son los importantes.
    Tampoco estoy queriendo decir que en gran parte esta generación NO debe de encargarse de las “cagadas” de su ascendencia evolutiva, claro que no; pero pienso que hay que empezar por reconocer sus lógicas, sus hábitos, sus discursos, su lenguaje, darles el puesto que corresponde como seres pensantes y participantes, y luego seguir con la discusión sobre los temas correspondientes a debatir o a reflexionar.
    Por esto entre otras cosas, como la herramienta tecnológica, el cambio de la lectura impresa al texto virtual, los productos multimedia, el avance tecnológico, etc., es lo que ha generado este bum mediático y más que mediático un bum real en el que esta comunidad resulto inmersa y atraída.
    Así que no seamos tan facilistas y tan Pilatos (lavándonos las manos) señalando y dictando sentencias definitivas.
    Los invito a que busquen y vean unos cuantos videos de lo que les genera tanto escozor….Un saludo…

    Responder

  6. Los jovenes de esta generacion no pueden tener los mismos gustos y preferencias de generaciones anteriores; a pesar de la educacion tradicional que hoy pretende ser innovadora, se busca imponerles los parametros culturales de los adultos ignorando que ellos necesitan generar su propia cultura, identificarse con autores nuevos cuyas obras sean significativas para ellos. Es cierto, buscan quien los represente y responda a sus necesidades y expectativas. No se les puede obligar, desde la perspectiva de los adultos, obligarlos a preferir un libro del Quijote o leer una novela de Gabo, mientras ellos prefieren los videos de un youtuber. Es de esperar que cuando lleguen a la madurez inevitable, la experiencia que da la vida les hara volver los ojos hacia la gran literatura de todos los tiempos, que esta mas alla de los fenomenos mediaticos y de la moda. Lo verdadero es lo que perdura.

    Responder

  7. No ne puede importar menos Germán y su contenido me parece vomitivo, pero si para los niños rata es contenido, allá ellos. Cuando éramos adolescentes, muchos de nosotros también consumiamos basura.

    Responder

  8. […] Es preciso reconocer que existen jóvenes que atraen a multitudes de jóvenes también a través de sus videos, denominados ‘youtuber’, como es el caso de German Garmendia con 23 millones de seguidores… muchos más que los seis millones de BBC, CNN y ‘New York Times’ juntos. Indica que el ‘boom’ de una feria del libro ya no está en los autores sino en los ‘youtuber’, lo que implica una reflexión: identificar las tendencias de los jóvenes y sus consumos por irrelevantes que puedan ser considerados, comprendiendo sus temáticas ligadas a los conflictos con la familia (hermanos, padres), estudiantiles (profesores, compañeros, exámenes), grupales (amigos, socios), afectivos (parejas, noviazgos, rompimientos), aficiones (videojuegos, programas televisivos, novelas), etc. Cabe expresar la evidente disminución de la lectura y escritura compacta o de competencias básicas, reflexionada, excepto mensajes de texto o plagio en alta magnitud, donde debe declararse que en el mundo parece que existen más celulares que personas (1). […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s